El sitio sobre producción con bioinsumos y estrategias sustentables
Bioinsumos MAYO - 2021 912

“El mayor poder de innovación va por el lado de los bioestimulantes"

“El mayor poder de innovación va por el lado de los bioestimulantes"

En lo que va del año 2021 al menos 9 empresas del sector agropecuario argentino lanzaron Bioestimulantes para trigo, soja, maíz, arroz, maní y cebada. En pocos días más se desarrollará el Primer Congreso Latam sobre Bioestimulantes con la participación de referentes de todo Latinoamérica. ¿Los Bioestimulantes están de moda o son la tecnología que cambiará el manejo de los cultivos?

Según explica el Ing. Agr. Sebastián Gómez, Técnico a cargo de la evaluación de productos biológicos del  SENASA: “No tenemos normado los bioestimulantes, sí los estimulantes, que en su amplia mayoría son  promotores de crecimiento, generalmente en baso a un microorganismo o algún derivado, o sea un metabolito producto del microorganismo. Es que la regulación siempre va corriendo detrás de la ciencia y de los posicionamientos comerciales. Pero lo cierto es que las categorías se entremezclan. Hoy vemos productos con acción fertilizante y al mismo tiempo con acción fungicida como los producidos con trichodermas y productos que además cuentan con algas o aminoácidos de origen animal o vegetal. Hay un mundo nuevo que se descubre, pero sin dudas es por este lado que vienen las nuevas tecnologías”, afirma.

En este momento, donde las funciones y agentes activos se entremezclan, también aparecen estos supuestos bioestimulantes elaborados con fosfitos u otros activos no orgánicos que pueden dejar residuos y que son otra área en comparación con los estimulantes de base orgánica que no requieren de la determinación de residuos. También hay inductores que actúan como vacunas que estimulan las defensas naturales de las plantas. Por todo esto es que estamos trabajando con las Cámaras del Sector Casafe, Ciasfe y Cabio y estamos armando un grupo de trabajo para debatir normativas. La idea es elaborar un glosario de términos que permitan también organizar los conceptos”. “El mayor poder de innovación de investigadores y de las empresas en los últimos años va por el lado de los bioestimulantes. Desde el 2013 en adelante, que se conformó el Cabua, este es el segmento que más ha crecido en cantidad de registros. El uso de algas, aminoácidos, sustancias naturales, están en auge y hoy hasta combinados con productos de síntesis química. En este último tiempo hubo un gran acercamiento entre la ciencia y la industria para potenciarse e investigar de manera conjunta. Esas asociaciones están generando un cambio radical en el tipo de productos que se verán en el mercado en el corto plazo. La investigación requiere el posterior paso a la realidad y no quedarse en la publicación, y en eso están ayudando mucho las empresas. Argentina es el país mejor posicionado para el desarrollo de estas tecnologías nuevas. Hay muchos grupos investigando y es posible que se puedan exportar dentro de poco tiempo” sostiene.

“En el segmento de los tratamientos de semillas biológicos no hay tantos registros nuevos como en estimulantes. Lo que sí vimos es la “revalorización” de algunos cultivos que han tenido un importante aumento de registros de productos sin químicos, el caso del maní o el garbanzo que en los últimos años se los tomaron muy en serio” culmina.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor