El sitio sobre producción con bioinsumos y estrategias sustentables
Bioinsumos ENERO - 2021 984

Crece el uso de Bioinsumos en Brasil y piden debatir una norma que regule su uso

Crece el uso de Bioinsumos en Brasil y piden debatir una norma que regule su uso

La demanda de bioinsumos está creciendo en el país vecino, especialmente en la región del Mato Grosso, debido al potencial agrícola del estado conocido como granero de Brasil. Una de las discusiones en este momento es la regulación del tema, una forma de asegurar la seguridad jurídica para la producción en la finca y el uso adecuado de estos insumos.

Según estudios de Embrapa, al menos 10 millones de hectáreas en el país reciben productos para el control biológico de plagas y 40 millones de hectáreas se cultivan con bacterias que promueven el crecimiento de las plantas.

Para que el país aproveche la gran biodiversidad que tiene y reduzca su dependencia de fertilizantes y otros insumos químicos, en gran parte importados, el Ministerio de Agricultura (Mapa) lanzó este año el Programa Nacional de Bioinsumo, desarrollado por las necesidades innovación en los segmentos agrícola, acuícola, forestal y ganadero.

La abogada Adryeli Costa, de Costa Asesora Jurídica, destaca que es fundamental debatir el tema, ya que está creciendo el crecimiento en el uso de bioinsumos en los campos. Recientemente, fue invitada a representar a Mato Grosso en una reunión de la Sociedad Rural Brasileña (SRB) sobre el tema, entidad con fuerte representación en el Gobierno Federal, con el objetivo de ayudar al Mapa en la toma de decisiones.

“Por mucho que los productores actúen con profesionalismo y responsabilidad social y ambiental, la regulación sobre el uso de bioinsumos debe ocurrir lo antes posible, como una forma de evitar riesgos para ellos, cultivos y consumidores”, advierte.

Adryeli explica que la regulación de la producción, transporte y similares de bioinsumos debe ser realizada por los estados. “La legislación estatal en la materia garantizará seguimiento profesional, protocolos de producción y capacitación, aumentando la eficiencia y la calidad. Con ello, la producción de bio-fábricas en los establecimientos sumará aún más a la productividad de la agricultura en Mato Grosso”, garantiza.

Los estados, dice, se están organizando para ampliar los debates sobre el tema de su responsabilidad. “La preocupación de todos, incluso a nivel nacional, es que se cree una legislación que satisfaga las necesidades del productor, que hoy invierte en bioinsumos y no tiene nada asegurado a su favor”, justifica Adryeli.


FOTO Adryeli Costa, de Costa Asesora Jurídica.

Powered by Froala Editor

Powered by Froala Editor